sábado, 23 de febrero de 2008

Posteando desde Ubuntu

A principios de este mes fui a algunas librerías cerca de Bellas Artes buscando un libro para la escuela que hasta la fecha no he encontrado. Llegué en metro a Bellas Artes como llego casi siempre a cualquier lugar, saliendo vi unos promotores de Prodigy Infinitum y hasta sin querer dije: ¡A huevo! Ya que después de tanto quejarme de mi conexión de módem de 56 Kbps mi mamá por fin había aceptado pagar la conexión, pero yo había tenido flojera de ir a la tienda Telmex a contratar el servicio; Entonces me acerque a uno de los promotores, hicimos el trámite, unas llamadas y me fui muy contento con mi módem inalámbrico, pero sin libro. Después de 4 laaaaaargos días en que tardaron en activarme el servicio, varias llamadas al centro de atención y de aprender que no debo contratar con promotores siendo yo tan desesperado (Me cuentan que si lo contratas en la tienda ¡Lo activan en 1 día!) por fin iba a poder tener una conexión decente, descargar archivos pesados, ver vídeos y conectarme a cualquier hora.

Ese día llegando de la escuela vi todas las lucecitas verdes del módem prendidas lo que decía que ya tenía mi conexión activa, prendí mi compu decidido a llenar el disco duro con descargas y de revisar todos mis marcadores de Firefox que había guardado para la ocasión, pero a medio camino entre mi Güindous y yo se atravesó el GRUB de mi Ubuntu, fue entonces cuando recordé la tarea más importante que había reservado para ese momento: Tunear y probar el Ubuntu "de a de veras".

Y así fue, pasé todo ese día desde las 2:30 pm que llegué de la escuela hasta las 11:00 pm o 12:00 pm actualizando el sistema, bajando juegos, plugins, configurando esto y aquello, leyendo tutoriales, o un review de una aplicación que promete ser muy buena y bajando más juegos.

Ahora, después de unos 15 días de lo mismo, y añadirle estar arreglando mi hi5, bajando más juegos y descubriendo muchos nuevos blog's , ya me harte un poco (pero solo un poco). Entonces recuerdo que tengo blog y vengo acá a postear sobre como estuvo esto, pero ahora desde mi Ubuntu con ventanas que se minimizan como avioncitos de papel, se cierran "quemandose", el escritorio con el famoso cúbito y muchas aplicaciones que no solo prometen, si no que también son muy muy buenas, pero de las que después les contaré.

Por cierto, lo que hice con el libro: Busque en internet y en 5 minutos ya lo había encontrado, y gracias a la nueva conexión, en otros 5 ya lo había bajado.

3 comentarios:

PeTe sHoMeZ dijo...

jajaja...
la mania que tiene uno cuando tiene internet de banda ancha no?
asi me paso a mi hace 3 años.... y wow, emnpze a descargar musika como loco y bla bla bla...
despues de algunos meses estaba saturadisimo mi hard disk y tuve q comprar uno extraible...
y q decir de mis cientos de discos de paketes de instalaciones de diferentes programas que baje... y q tengo por ahi...
en esencia... tener internet de banda ancha es lo maximo... al menos por los primeros 3 meses, jajajaja

ya despues se vuelve aburrido...
Pero demonios... regresas a los 56 kbps y kieres tirar el cpu por la ventana!

Jajaja... el ubuntu, apenas empeze a instalar los discos que tenia por ahi... y lo ando probando!
necesito algunos consejos tuyos!

jajaja... ya estoy escribiendo un post en tu post... pero ando emocionado!
cuidate mike, saludos a roxy!

PeTe sHoMeZ dijo...

...y me alegro por el cambio de plantiolla... ya lo necesitaba!

Hector dijo...

Cada vez me dan mas ganas de usar Ubuntu pero igual que yome da hueva ir a pedirte el disco y la ultima vez que pasapos por tu depa se me olvido jajaja